¿Coger con tus amistades? 5 consejos para intentarlo.

Por: Paola Aguilar

Cuando se nos antoja tener sexo seguramente nos vienen a la mente dos opciones: con una pareja estable o sexo casual sacado de Tinder. Pero hay muchas relaciones que se salen de esas dos etiquetas, y una de ellas son las amistades con quienes también hay sexo (o ligue o sexting o coqueteo), o como a mí me gusta llamarles: amistades eróticas


Y hay quienes pensarán “noooo, ¡qué peligro! alguien se va a terminar enculando” o “eso va a arruinar la amistad” o “ yo creo que eso ni siquiera existe”. Puede que primero hayan sido amigues y después hayan decidido coger o que hayan empezado cogiendo y después surgió una amistad. Y aunque cada caso es distinto, sí hay a quienes les funciona este esquema. Si te da curiosidad, lee estos consejos:


Expresa lo que buscas

Pregúntate qué es lo que buscas y lo que no. Sé honestx contigo: ¿estás entrando a una relación de “amistades que cogen” con la intención de que se transforme en una relación de pareja? Si ese es el caso, exprésalo a la otra persona. Y si está abierta a esa posibilidad en un futuro, super bien, pero si no lo está, lo más probable es que esta dinámica no sea para ti. 


Tengan acuerdos claros

¡Es de lo más importante! Saber qué límites existen y qué quieren hacer en esa relación: ¿queremos vernos cada semana o será algo esporádico? ¿Queremos tener citas sin sexo o solo vernos para coger? ¿Y si alguien empieza a querer otra cosa? Cuando comunicas desde un inicio qué quieres, es más fácil conservar la amistad.


Cuiden su salud

Los acuerdos sobre salud sexual también son importantes: ¿cómo nos vamos a proteger de ITS, y si es el caso, posibles embarazos? ¿Vamos a usar condón? ¿Barreras de látex para el sexo oral? ¿Si planeamos coger regularmente es conveniente hacernos exámenes? ¿Vamos a compartir juguetes sexuales? ¿Estamos cogiendo con otras personas o no?


Aprovecha la confianza

Lo cool es que, como suele haber confianza, si hay algo raro es más fácil comunicarlo. Cosa que a veces escasea en los one night stands. “Oye, soy muy sensible acá, mejor tócame así”, “Oye, hoy no se me antoja penetración, pero sí sexo oral”, “Siempre no quiero coger, pero podemos pedir una pizza y ver una película o vernos otro día”.


¿Y si alguien se encula?

Háblenlo. ¿Ambxs estamos sintiendo esto? ¿Solo una de las partes? ¿Qué significa esto para nosotrxs? Si una persona se encula y la otra no, no necesariamente significa el fin de su relación de amistad. Puede que tomen la decisión de ya no coger pero sí seguir platicando y viéndose, o puede que decidan espaciar más sus cogidas o puede que se tomen una pausa por completo. Y si sale bien, tendrán una gran anécdota de la cuál reírse años después.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados