8 tips para saber utilizar los dedos en una vulva

Hay momentos en el cual se antoja regresar a lo básico cuando hablamos de placer y es aquí donde me refiero al uso de nuestras manos. Es por eso que aquí les dejamos unos buenos consejos para poder tocar una vulva. 


Consejo 1: ¡Lávate las manos!
Esto debería ser evidente, pero debido a que la higiene es especialmente importante en esta área sensible. También, recuerda que las uñas deben estar cortas y bien cuidadas. 

Consejo 2: Comience lentamente
Al igual que con la mayoría de otras prácticas sexuales, no es una buena idea comenzar de inmediato. Se trata más de comenzar suavemente y luego aumentar en términos de intensidad. Por ejemplo, puede comenzar presionando suavemente contra la vulva y luego moviendo los dedos hacia el clítoris con movimientos suaves y deslizantes. El énfasis está en 'suave' porque es probable que a nadie le guste hurgar bruscamente en esta región sensible.

Consejo 3: Agarra el lubricante
Durante el sexo, cuanto más húmedo, mejor. Si tienes lubricante a mano, tus dedos pueden penetrar mejor. 

Consejo 4: Presta atención a las preferencias individuales
No existe el "toqueteo perfecto", al igual que no existe el "sexo perfecto". Las preferencias son individualmente diferentes. Por lo tanto, es útil dejar que la persona que desea complacer te enseñe como hacerlo.

Consejo 5: Variedad
Como con casi todo en la vida, lo mismo se aplica aquí. Por lo tanto, no hagas el mismo movimiento cada vez igual, improvisa con algo nuevo. Acariciar, frotar, dar vueltas, deslizar, insertar: la posibilidad de movimientos es enorme.

Consejo 6: ¡No olvides que tienes 2 manos!
Mientras que una mano solo estimula el clítoris, la otra puede tocar las boobies. O alrededor de otra parte sensible del cuerpo. Tenemos dos manos, ¡así que deberíamos ponerlas en uso!


Consejo 7: El movimiento perfecto para el punto G
Para estimular el punto G, los expertos en sexo recomiendan un movimiento especial, a saber, mover suavemente el dedo medio y el índice hacia adentro y hacia afuera de la vagina. Esto estimula el área algo ondulada hacia la pared abdominal, donde se encuentra el punto G.

 



Consejo 8: ¡El viaje es tan importante como el destino!
Quitate la presión de tener que dar un orgasmo, le quitas la diversión y la facilidad a todo el asunto. El objetivo de la fingererar es explorar y, sobre todo, disfrutar. ¿Un orgasmo como final? Estupendo. ¿Sin orgasmo? No hay problema tampoco, ¡estar cerca e íntimo es una experiencia igual de valiosa!


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados